Diccionario de la vida

Para Christina Ramalho, María Alicia Pino y Luis Weinstein, con amistosofía.

(Atención: se recomienda leer escuchando una pieza musical de su preferencia)

AMOR: m. Principio y fin de la vida. Es la única palabra que, para cobrar sentido, necesita ser invocada por dos personas. El poeta Óscar Cerruto nos aclara: “Eres esa palabra no gastada:/ amor; una mitad, como la aurora, / en sombra. Otra mitad deslumbramientos”; Alfonsina Storni nos propone una adivinanza: “Esta noche al oído me has dicho dos palabras/ Comunes. Dos palabras cansadas/ De ser dichas. Palabras/ Que de viejas son nuevas”. Sinónimo: amistad.

BUCENTORO: m. Nuestros bisabuelos usaban esta palabra para describir algo bello o primoroso; hoy, en nuestro bagaje lingüístico está archivada, quizá porque lo precioso es solamente una moda. También hace referencia a cosas tan encantadoras como el sigiloso caminar de los gatos.

CARMEN: f. Para los entendidos es un verso o composición poética; para algunos como el poeta de la Amazonía boliviana, de nombre griego, es el nombre de su Amada y de su hija menor; “suficiente poema para amar la vida”, afirma el bardo beniano. Geografía: Territorio de hogares que nacen en la llanura y acaban en Los Andes o viceversa. El escritor Ítalo Calvino sabía que las ciudades más hermosas y misteriosas llevan nombre de mujer. Referencia: la pareja como mito cosmogónico.

CHANTILLY: m. Los niños y niñas aseguran que es lo mejor de la vida; se trata de batir y batir la leche hasta que se evaporen los malos pensamientos; el batidor debe alejar a las personas de ojos claros porque sus miradas pueden cortar la crema. Servir con gelatina de diversos colores para que vengan a nuestro encuentro todos los sabores de la infancia.

DANZA: f. Los primigenios imitaron los movimientos de los animales y lo llamaron danza, el baile es música en silencio. Cuando estés feliz: danza; cuando estés triste: baila; cuando no quieras bailar: deja que tu ritmo interior te menee en silencio. Figurado: Las gotas de lluvia danzando en los patios de las casas.

EXTRAÑAR: tr. Es otra forma de amar a alguien cuya ausencia produce profunda tristeza. Expresión: Cuando la palabra te aceche, vuela hasta el infinito y pule las estrellas, una por una, para que nunca dejen de brillar. Figurado: buscar la ausencia en el espejo. Biografía: “Volver a ver a mi abuela Nemesia en su mecedora cosiendo las nubes en el cielo y conversar con Antonio, mi padre, sobre la novela Patria, de Fernando Aramburu”.

DESASOSIEGO: m. El grande Pessoa y sus personalidades nos devolvieron esta palabra, tuvieron que escribir un libro para asegurarse de que entendamos a la palabra desasosiego. “No sé bien lo que quiero, ni quiero saber lo que quiero”, escribió el poeta de Lisboa. Ejemplo: pensar en la muerte o pensar en la vida, da lo mismo. La poeta Sujata Bhatt dirá: “Este cementerio es hermoso”.

FUEGO: m. Es una palabra/alma que se la robamos a los dioses para creernos iguales a ellos, con su llama iluminándonos alteramos los pasos de nuestra historia. Hay muchos fuegos, el esencial es del hogar, que, aunque no haya leña se sostiene con las raíces filiales. Perteneciente o relativo a la combustión interna que solo se apaga con la humedad entre dos cuerpos.

GRATITUD: f. Nuestras acciones, nuestros pensamientos, así como nuestras palabras son creaciones del intelecto y del espíritu: son energía pura que brota de nuestros cuerpos y como toda creación del universo genera otras energías que vuelven a ti, porque todo en la Creación está conectado, la gratitud es la mayor de esas energías. Expresión: Retribuye a la vida consintiendo que la vejez se deslice hacia la infancia sin perder las arrugas.

HACHE: f. Letra que no existe y, sin embargo, sí existe, como la esperanza o la felicidad que no existen y por eso debemos vivir felices sin preocuparnos de su existencia. Expresión: A cierta edad, la hora crepuscular es la contemporánea de los humanos cuya hazaña fue sobrevivir al virus.

ILUSIÓN: f. Acto de magia, prodigio, que sirve para seguir viviendo; el poeta campesino Antonio Machado afirmaba que esa palabra es Dios viviendo en nuestros corazones. Figurado: infinito, dormir bajo un árbol frondoso, espejismo del Paraíso. La ilusión última según Octavio Paz: “Y que a la hora de mi muerte logre/ morir como los hombres y me alcance/ el perdón y la vida perdurable/ del polvo, de los frutos y del polvo”.

JUSTICIA: f. Palabra de noble cuna filosófica que, manipulada por los seres humanos, dejó de ser una de las cuatro virtudes cardinales, la de conocerse a sí mismo para darle a cada quien lo que le corresponde. Hoy, se la puede visitar en el Museo de las palabras olvidadas. Antónimo: política

KHIPU: m. También se escribe Quipu, lenguaje de imágenes/palabras anudadas que nos recuerda que podemos crear nuestros propios códigos para comunicarnos con los que amamos. Dicen que el khipukamayo antes de morir escribió un libro anudando recuerdos; a medida que se descifraban las oraciones hiladas, la escritura desaparecía como el tejido de los días y el mensaje se tatuaba en el tiempo.

LIMERENCIA: m. desus. Perteneciente o relativo a un estado mental abstraído por el amor a otra persona. En lenguaje común: estar enamorado. Palabra que ahora desafía el bien decir. Literal: estar en la Luna; Adamar que significa amar con pasión y vehemencia; infatuación, explicaría un poeta solemne intentando explicar el alcance de las palabras. El poeta José Manuel Lucía se pregunta: ¿Para qué sirven las palabras si no estás tú en ellas?

LLEGAR: intr. Homero nos enseñó que esta palabra en sí misma es una poesía épica, Penélope lo sabe. Entre la vida y la muerte, todo ha de llegar un día; en el alfabeto de la vida esta es una palabra amada. Literalmente: cuando llegues, si es que llegas, recordarás a Kavafis: “Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado. / Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, / entenderás por fin qué significan las Ítacas”.

MELANCOLÍA: f. A veces, no sabemos qué nos pasa, porque nuestra mente no encuentra las palabras apropiadas para darle nombre a esa extraña tristeza. Sinónimos: lluvia, soledad, rincón y la inigualable palabra portuguesa: saudade. Tarea para la casa: recuperar el eco de las montañas, el soplo salado del mar y el susurro del viento recorriendo la selva.

NEFELIBATA: adj. Dícese de las personas soñadoras, tan necesarias para que los eclipses sigan existiendo, para que las mareas no dejen de suceder y para que nunca olvidemos que la fantasía nunca está lejos de nuestros deseos. Hace referencia a la búsqueda del nombre secreto del cuerpo amado en cada pliegue de su piel, justo en el instante en el que el día quiere ser noche y la noche quiere ser día. Geografía: la ciudad que cuelga invisible entre las cumbres noroeste a sureste del Illimani, achachila mayor de la Ciudad de las alturas, que alberga los sueños que los niños van olvidando.

ÑUBLAR: tr. Desus. Nadie se acuerda que esta palabra es sinónimo de nublar, de tapar el cielo y eso porque la Eñe es una humilde letra de nuestro abecedario que le gusta pasar desapercibida al medio de otras palabras: la Eñe fundó un territorio filológico en el que aún cabalga el loco de la Mancha. Figurado: deja que, algunas veces, se cierre el cielo porque demasiada luz también oscurece nuestro razonamiento.

OÍR: tr. Una palabra que se refiere a un sentido ya olvidado, por eso nuestro sentido común es cada vez más escaso, perdido entre los ruidos de otros y los de nosotros mismos. Las palabras tienen poder y solamente quien sabe escuchar dominará ese poder. Americanismo: los guaraníes son sabios: solo se puede oír con los ojos y ver con los oídos, deja que tu mirada se estremezca con las palabras que siente.

POESÍA: f. La palabra es la mayor invención del ser humano y la poesía, ese lugar imaginario, con imágenes verdaderas, sucede cuando Dios y el Diablo se descuidan y nos permiten ser humanos con todo lo que eso significa. En los libros sagrados la Creación es lingüística; la palabra poética da sentido al vacío del universo, al nominarlo lo evidencia. Figurado: Hacer el amor al lenguaje, a los colores, a las imágenes, a la naturaleza, al prójimo y a la vida.

QUIMERA: f. Dios y/o la naturaleza (que es otro de los nombres de la Divinidad) concibieron todo lo que habita el universo y sus alrededores; los seres humanos imaginaron la quimera con partes de la Creación. Figurado: Mito de la razón pura, el monstruo sin nombre de Frankenstein o mesa, ese animal doméstico, fenómeno súbito, que, por más que lo limpiemos, siempre estará sucio y desordenado. Antónimo: Si Dios es mi semejante, ¿Seré Dios?

RECUERDO: m. Los recuerdos son para nosotros como los floemas para las plantas, una red de imágenes que nos hacen ser lo que somos, seres hechos de memorias y olvidos. Los poetas tenemos esa memoria antigua que los idiomas nos trasmiten como floemas por nuestras venas. Expresión: ¿Recuerdas el sonido de los movimientos de tus labios mientras besas? Testamento: Cuando muera recoge mi alma en tus ojos.

SAGRADO: adj. En algunas culturas antiguas la palabra era sagrada, por eso había monjes que hacían votos de silencio, creían que nada en la tierra era digno de ser enunciado; ojalá lo practicáramos algunas horas al día. Del mismo origen: la palabra Nemoroso, que significa perteneciente o relativo a los bosques, debería ser sinónimo de sagrado al igual que comer juntos en casa y pasear con el perro. Los libros y los hijos son los únicos dones sagrados que nos están permitidos.

TIERRA: f. Planeta azul del sistema solar, milagro del cosmos, semilla sideral, su nombre es el de la diosa de la fecundidad, su significado esta preñado de símbolos o sinónimos: hogar, patria, suelo, vida y muerte. Tierra, Comarca global de nuestra imaginación, pareja del mar, de los ríos, de las lagunas y de los arroyos, enamora a la lluvia hasta hacerla suya para dar frutos.

UNDÍSONO: adj. Poét. Palabra olvidada que significa el susurro que causan las leves olas en movimiento; algo así como el murmullo del universo a la hora del conticinio. Su única utilidad, y es suficiente es saber que los seres humanos hemos sido capaces de nombrar todo lo que nos rodea. Literalmente: Brisa entre la hierba, palabras de amor en el oído del ser amado.

VIDA: f. Esta palabra contiene solamente dos sílabas, como todas las cardinales: Nacer, amor, beso, aire, árbol, noche…, solo es posible comprenderla si respondemos a esta pregunta: ¿Qué pasó entre nacer, crecer y morir? Ya lo dijo Francisco de Quevedo: “El tiempo, que ni vuelve ni tropieza, en horas fugitivas la devana”. Expresión: Efímero, apenas somos un instante en la eternidad; figurado: hojas secas en un otoño que se repite en cada vuelta al sol; amanecer para recordar que hay algo que hemos olvidado hacer

WIND: No hay muchas palabras en español que se escriban con la letra W; sin embargo, Wind, que es del idioma inglés es tan bonita como su par en español: Viento, ambas nos traen noticias del rocío que purifica los suelos y las calles. Figurado: La búsqueda musical del viento inspirando ciertos instrumentos debe ser la gnosis para deambular, palabra que, en realidad, significa: “Peregrinar hacia Dios”. Americanismo: “wawa”, bebé, el origen del todo.

XILEMA: m. Bot. Tejido vegetal muerto que alimenta con agua y minerales a los árboles para que sigan viviendo, similar a los recuerdos de nuestros antepasados que alimentan nuestra nostalgia. Expresión: Cuida de no abrir los ojos antes de tiempo, porque cuando lo hagas descubrirás que estás muriendo. 

YO: pron. person. 1.ª pers. m. y f. sing. Palabra que debemos olvidar cada día para dar lugar al nosotros; el pronombre personal solo debe recordarse cuando somos capaces de vivir para el otro y para recordarnos que somos seres plurales. La palabra nosotros es la consagración de la vida y la palabra Yo deber permanecer oculta en el centro mismo de nuestro ser, para no olvidar lo que somos y lo que no debemos ser.

ZAMBULLIR: tr. Acción aprendida en el vientre acuático de nuestras madres, que nos sirve para sobrevivir en las tormentas de la mar oceánica de los problemas cotidianos. Figurado: Sumergirse en nuestra propia existencia para comprender la de los demás, percepción que desgarra las túnicas de las apariencias.

Homero Carvalho Oliva, Bolivia, 1957, escritor y poeta, ha obtenido varios premios de cuento, poesía y novela a nivel nacional e internacional. Su obra literaria ha sido publicada en otros países por prestigiosas editoriales y traducida a varios idiomas; poemas, cuentos y microficciones suyas están incluidos en más de cincuenta antologías internacionales, además de revistas y suplementos literarios por todo el mundo. Es autor de antologías de poesía boliviana, de cuentos y microcuentos internacionales publicadas en varios países.

14 Comentarios

  1. ME ENCANTA TU FORMA ACTIVA Y MOTIVANTE AL COMPARTIR TUS ESCRITOS Y VERSOS MOTIVANDO A FOMENTAR LA LECTURA

  2. Como siempre el maestro nos deleita con cada palabra hecho poema o abecedario. Mil felicidades. En mi diccionario de la vida tiene mucho significado SOPHIE, pues desde su concepción fue igual a su significado = sabiduría.

    • El Diccionario de la Vida del poeta Homero Carvalho representa y significa que el topos de las palabras esta en otro lugar que la representacion y la significacion. Un lugar donde el Yo, se explica por el Nosotros. Y asi como esa, muchas palabras vuelan, pesan, o brillan tanto por presencia como por ausencia.
      Magico trabajo, querido poeta, muchas gracias por haberlo creado.
      Gabriel de la Isla

  3. Cómo siempre, después de leer lo tan brillantemente escrito por Ud.maestro de las letras quedó embelesado.felicitaciones!!!

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here