Jorge Sugo: Renacer a los 60

La Revista El Mono Gramático (en adelante El Mono Gramático) entrevistó al actor uruguayo de cine, radio y televisión, Jorge Sugo, quien, desde hace varios años reside con su familia en el balneario Médanos de Solimar, en la Costa de Oro, departamento de Canelones.

El Mono Gramático – Tu vida no se inicia con el arte. Llegas a las actividades culturales de forma tardía, pero no por eso, deja de ser intensa tu inserción.

J.S. – Así es. Desde los 18 años comencé a trabajar en la Casa de Remates Gomensoro & Castells, una empresa fundada en 1836 y sin temor a equivocarme es la más antigua y prestigiosa de América del Sur. Allí fue donde transcurrió una etapa muy importante en mi vida: compré mi casa, viajé disfrutando mi juventud, me divertí sanamente, hice deporte… A los 32 años me casé y con mi señora tuve dos hijas. Los cuatro, en familia también, tuvimos la felicidad de viajar. Pudimos darles a nuestras hijas la oportunidad de estudiar y posibilitar que ellas mismas se forjaran su propio futuro.

Como ven tuve una vida activa y feliz, pero como vulgarmente se dice, “Lo bueno siempre se termina”. A mis 59 años de edad y sumando 40 como encargado y rematador de la firma Castells & Castells me tuvieron que jubilar por enfermedad. Fui operado del corazón y aunque estaba bien de salud, me sentía desanimado y muy aburrido.

¿Qué podía hacer? ¿Cortar el pasto, pasear el perro, sentarme en la plaza y darle de comer a las palomas? ¡No, por Dios! Realmente me sentía muerto en vida. Así fue hasta que un buen día decidí darle un giro de 90 grados a mi nueva existencia de jubilado y me anoté en un curso de periodismo y locución, solo con el fin de distraerme y realmente con un poco de vergüenza, porque era el «Nono» de mis compañeros entre todos esos jóvenes que ninguno tenía más de 18 años, me encontraba yo, con casi 60 años, era realmente un dinosaurio vivo en el siglo XXI. Con mis dos escasos años de Secundaria, y siendo un verdadero negacionista de la nueva tecnología llámese celular, PC, o tablet, parecía que mi experiencia como estudiante iba a durar un suspiro, seria debut y despedida. Pero para mi sorpresa con este curso de locución y periodismo comenzó a gestarse la mejor etapa de mi vida, llena de sorpresas, aprendizaje, alegría, emociones, y lo más importante fueron las tremendas ganas de hacer algo desconocido, fascinante, que me hizo creer en mí, y poder ganar en confianza para descubrir nuevos sueños y talentos que yo tenía muy escondidos en un rincón de mi alma. Antes de terminar el curso de locución ya estaba trabajando en tres emisoras: dos del interior, FM SEÑALES Y OLA NUEVA y en Montevideo, en AM CX42.

El Mono Gramático – Y de ahí, ¿cómo llegas a la actuación?.

J.S. En el mes de octubre del año 2016 mi hija menor Mariana, en se momento, con 18 años, me pide si la podía llevar en el coche a ella y a dos amigas al centro de Atlántida. Más precisamente al Teatro-Cine ALSUR que allí se realizaba un casting para una película y ellas querían intervenir. Me pareció muy buena idea. Y así, fue que llegamos al teatro los cuatro, mi hija, sus amigas, y yo, en calidad de chofer. Pero sin saber que ellas también me habían anotado para participar en el casting.  Grande fue mi sorpresa cuando me llamaron a participar de la prueba de admisión para la película. Pero, más grande fue la sorpresa de las chicas cuando comunicaron que yo fui uno de los elegidos para participar en la película El silencio de Maira, Además de ofrecerme un personaje en una obra teatral que se estrenaba los primeros días de diciembre: Comodoro al inodoro.

El Mono Gramático – Y desde ahí, no tuviste pausa en el teatro y el cine.

J.S. Así es. Ahí comenzó mi primera cita de amor con la actuación, después motivado por ese auspicioso debut fui presentándome a nuevos castings y conociendo a personas vinculadas tanto al cine como al teatro.  Y como decía el chavo sin querer queriendo ya llevo en estos 5 años más de 35 filmaciones entre largometrajes, cortos, series, y videoclips, además de haber participado en 12 obras de teatro, entre ellas, tres clásicos del teatro  universal, de todos los tiempos, como Sueño de una noche de verano, y Hamlet del inmortal  Shakespeare, y  El proceso de Frank Kafka, en el Castillo Pitamiglio, donde me dirigió Álvaro Auchaín.

El Mono Gramático – ¿Qué sentís que te dejó todo este proceso en tu vida?

J.S. – Es realmente irónico pensar las pocas veces que concurrí en mi vida como espectador a un teatro y cuando lo hice fue de comedias o, a presentaciones de humoristas. Descubrí el mundo intelectual, el cual desconocía por completo, pero que, en realidad, nunca me fue del todo ajeno, porque de temprana edad me atraía. Desgraciadamente, por varias razones, tome un camino muy alejado de la cultura y las artes.

Creo sinceramente que todos tenemos un propósito en esta vida, además que poseemos un don, un talento para algo, yo tuve la suerte de descubrirlo, tal vez un poco tarde en mi vida, pero tengo que dar gracias a Dios que lo descubrí. Como decía mi abuela «más vale tarde que nunca».

Pienso con ironía que en mi juventud no quise  estudiar cuando me obligaban y ahora en mi madurez estudio por placer. Si de joven hubiera estudiado todo lo que estudie en estos 5 años entre guiones de cine y libretos de teatro, tendría dos o tres títulos universitarios.                 

Pude comprobar que el arte sana tanto el alma como el cuerpo, en estos 5 años, a pesar de tener mucha actividad artística en ningún momento me sentí estresado, ni enfermo, pensándolo bien no tengo tiempo para enfermarme haciendo lo que uno ama y mucho más cuando recibe el apoyo del público y de sus propios compañeros y por supuesto, que los aplausos del público son un mimo al alma, una coronación al esfuerzo y dedicación realmente es un gran premio muy bien ganado.  

El Mono Gramático – ¿Qué significa hoy para ti la actuación?   

J.S. – Para mí la actuación es vivir mil vidas disfrutando la propia. Tuve la oportunidad de escribir los guiones de dos largometrajes que también protagonice: Amores que matan, que se estrenó en el Cine Universitario y Pecados Mortales, que se estrenó en el Teatro-Cine Politeama de la ciudad de Canelones y también escribí un monólogo, el cual también interprete y que se estrenó en el teatro de Montevideo Amigos del arte, Una muerte anunciada

El Mono Gramático – Este año también ha sido complicado para los espectáculos. Pero, ¿igualmente será también un año de desafíos para Jorge Sugo?  

J.S. – ¡Por supuesto que sí! para este año 2021, hay varias propuestas tanto en cine como en teatro.   Estoy filmando tres largometrajes que están en producción: Sueño contigo, Alguien me vigila y Montevideo Después.

En teatro estoy ensayando dos espectáculos maravillosos dirigidos por Jorge Heller : Inés y los mundos mágicos de Gogo del libro infantil  escrito por Laura Farber y Un tal Charles Henri Sanson del libro escrito por Aldo Solé Obaldía. Además hace tres meses estoy narrando cuentos de terror del escritor mexicano Chemo San Juan, que los sube  a su canal de tv online en Youtube.

Realmente soy un agradecido de la vida que en el otoño de mi existencia haya renacido en mi un nuevo espíritu lleno de alegría, felicidad y esperanza.  

6 Comentarios

  1. La verdad que es realmente fantástico el poder de superación qué tuvo Jorge es tal cual cómo lo relata y cómo un tipo laburador e inquieto toda vida tuvo la suerte y condiciones como para emprender este nuevo rol en su vida felicitaciones amigo

    • Tuve la suerte de conocerlo y trabajar con él en la peli que, una persona muy querida, pelicula que estamos editando ahora «Soñando Contigo», puntual y ayudando en todo lo que se necesite. Gracias por estar y compartir tus experiencias Jorge. Saludos Germán

  2. Muy bueno Jorge !!!…..me alegro que reconozcan tu labor eso te vá a dar mas fuerza para seguir en este derrotero que estas transitando con exito ……y recuerdo al poeta : » se hace camino al andar…golpe a golpe…..»….muchos cariños a vos y flia…..

  3. Es un placer y un orgullo tener a un hombre con tanta calidad humana, que se ha propuesto en esta etapa de la vida superarse y demostrar su talento en el arte como amigo . Si, puedo decirlo sos un grande Jorge

  4. Exelente entrevista y exelente historia de vida!
    Un gran actor que hace brillar a cualquier elenco y escenario.
    Felicidades por siempre mi querido Jorge Sugo!!

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here