Anábasis, de Mario Pérez López

Antología poética escrita por mi paisano y compañero universitario Mario Pérez López, a quien además tengo el gran gusto de conocer personalmente. Él, muy amable y generoso, se ofreció a dedicarme el libro con su peculiar firma en forma de anagrama, aparte de permitirme compartir una agradable charla literaria juntos. Ya solo por lo que hablamos, este chico demostró tener una gran madurez y un futuro brillante en el mundo de la escritura. De hecho, publicó este libro como premio por ganar uno de los concursos literarios organizados por Diversidad Literaria.

Anábasis es un poemario dividido en tres secciones en los cuales el autor emprende un viaje intimista a través de sus experiencias amorosas y vitalistas, tomando para la estructura del libro una clara inspiración en el mito de Orfeo navegando a través del Hades o en Dante descendiendo a los Infiernos en su Divina Comedia. Solo leyendo de la forma más superficial podemos notar que Mario posee mucha cultura: se percibe claramente que lee a muchos escritores de varias épocas y que está muy instruido en humanidades como la cultura clásica, y eso lo comprobamos con sus varios guiños a personajes mitológicos. Las figuras literarias que emplea en estas piezas están muy pulidas y logradas, tienen una profesionalidad increíble para un hombre de veinte y pocos años. Además, esto es un recurso muy bueno si el autor quiere seguir conservando cierto grado de privacidad en torno a sus experiencias personales. Me ocurrió algo muy curioso leyendo los poemas de Mario, y es que él le pone tanta pasión a la manera de plasmar sus versos que por un momento me dio la impresión de estar leyendo a Walt Whitman pese a que la escritura del estadounidense no es tan metafórica.

En los poemas de Anábasis observamos la peculiar perspectiva del autor en torno al romanticismo, así como a otros temas cotidianos. Entre ellos me conmovió mucho el de «Cuatro meses», el cual me dio a entender que describe una dolorosa ruptura de pareja que es difícil de superar pese a que le desea lo mejor a la otra parte de la relación. En otro titulado «Poesía es destruir», Mario realiza su propia definición de este género con un ímpetu que me remitió momentáneamente al famoso ¿Qué es poesía? de Gustavo Adolfo Bécquer, aunque Mario lo hace de un modo más genérico y desgarrado. También leemos piezas de escritura más sencilla y significado más evidente, como Enjambre, dedicado a su difunta abuela. Igualmente, me sorprendió mucho toparme en este libro con el poema Taxonomía del frío, con el cual ganó un certamen literario organizado por nuestra universidad y del cual no me extraña que lo haya hecho por lo complejo que es escribir algo tan limpio y desarrollado en lo que a recursos literarios se refiere. Por otro lado, me alegró mucho ver que Mario también escribe sonetos que es una de mis métricas favoritas, aunque los suyos son de rimas asonantes, menos habituales que los de rima consonante que se suelen leer normalmente.

Anábasis es de esas antologías que demuestran que la calidad no depende de la cantidad (como libro, su extensión es muy corta) y que muchas personas jóvenes pueden dejar a adultos maduros con la boca abierta. Se lo recomiendo enormemente a quienes deseen descubrir talentos incipientes en la escritura y que a su vez quieran leer algo que denote un nivel avanzado.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here