El Mono Gramático presenta una faceta poco conocida del escritor y poeta Homero Carvalho

La Poesía concreta de Homero Carvalho o Alma/palabra

A propósito de la Poesía concreta el poeta brasileño Haroldo de Campos señala: “La poesía concreta fue el primer movimiento literario en Latinoamérica que se puso a la vanguardia de la producción poética internacional. Surge en Brasil en 1956, bajo el liderazgo de Augusto de Campos; Haroldo de Campos y Décio Pignatari, la poesía concreta llevó hasta las últimas consecuencias le experimentación en el lenguaje y tuvo una influencia decisiva sobre otras formas artísticas, en una tentativa que reconoce como único antecedente el creacionismo del chileno Vicente Huidobro.  El movimiento de la Poesía Concreta hizo su presentación pública en 1956 en ocasión de la Exposición Nacional de Arte Concreto.  En el horizonte de la civilización técnica, los poetas concretistas persiguieron una totalización crítica de la experiencia estética, llamando la atención sobre la materialidad del lenguaje y planteando la exigencia de una sistematización de todos los niveles – semántico, sintáctico, retórico, sonoro – de la palabra.  Herederos de la tradición más radical de la poesía moderna, bajo el aura de Mallarmé y Pound, su proyecto no consistió en hacer lo nuevo por lo nuevo, sino en proponer contenidos nuevos, sólo alcanzables a través de formas nuevas”.[1]

El académico Enrique Sacerio-Gari en su ensayo “El despertar de la forma en la poesía concreta” afirma; “En los comienzos del movimiento de la poesía concreta, en los primeros años de la década de 1950, hay varias versiones. Los poetas con más frecuencia mencionados son el suizo Eugen Gomringer y los brasileños Augusto de Campos, Haroldo de Campos y Decio Pignatari. En Brasil y Alemania se dieron dos manifestaciones simultaneas, aunque independientes, del movimiento. Los primeros ejemplares de un nuevo tipo de poesía los escribe Eugen Gomringer en 1951, y lo hace en castellano, la lengua nativa que había aprendido durante su niñez en Bolivia”. [2]

El movimiento comenzó en la década de 1950, en Alemania, a través de Eugen Gomringer, quien tomó prestado el término “concreto” del arte de su mentor, Max Bill, y en Brasil, a través del grupo Noigandres, que incluía a los hermanos De Campos y Décio Pignatari.[3]

En América latino esta escuela poética tiene algunos destacados seguidores como el poeta boliviano Homero Carvalho, quien conoció la poesía concreta leyendo y viendo poemas de Eugen Gomringer, considerado como el padre de este tipo poemas en los que el poeta debe trabajar con la imagen, la palabra y su significado; a partir de esa experiencia Carvalho fue incluyendo algunos poemas de esta forma poética en algunos de sus libros, especialmente en Inventario nocturno, Premio nacional de poesía 2012 y Quipus, publicado el año 2015; para Carvalho en “la poesía concreta se trata de resolver la tensión entre el espacio, el tiempo y el lenguaje para dotarle de nuevos significados”.

Eugen Gomringer, padre de la Poesía concreta, ha escrito lo siguiente respecto a este poeta boliviano: “Homero Carvalho me entregó dos libros de poemas suyos publicados en 2015, que necesariamente deben ser considerados como sorpresas en su campo. Mientras que uno de ellos, La luna entre las sábanas, es de frases breves, como aprendió en la escuela de la poesía concreta, se satisface con un gran conocimiento erótico y sensual de una extraña manufactura. En el otro libro, con la misma rigurosidad como constante actualiza poéticamente los «Quipus» andinos en como un nudo central de la cultura andina. Carvalho es conocedor de la cultura del altiplano, no solamente tiene acceso a las tradiciones, sino también conoce los rituales y los enlaza con la historia de las revoluciones de su país; así el enlace-el nudo y la socialización van, en su poemario Quipu, como la suma de los códigos de números a una lengua literaria enigmática. Tal vez los poetas son los más adecuados para interpretarlos y, posiblemente, de visualizar lo concreto con gran ingenio. En este libro la poesía y la cultura tienen un insondable ‘punto de fricción’”.[4]

La Revista El Mono Gramático les presenta algunos poemas concretos del poeta boliviano Homero Carvalho Oliva.

Homero Carvalho con Eugen Gomringer

[1] http://www.poesias.cl/poesia_concreta.htm

[2] https://core.ac.uk/download/pdf/296298375.pdf

[3] https://www.lifeder.com/poesia-concreta/

[4] https://correodelsur.com/punoyletra/20160523_mi-reciente-visita-a-bolivia.html

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here