Más que probable, de Mireia Oliver García

Segundo libro que leo de Mireia Oliver García, escritora y bloguera a la que conozco desde mis tiempos en Sttorybox y quien se ha preocupado mucho en darnos espacio a los autores indie, y más a los que escribimos géneros poco leídos. Nuevamente, quiero darle las gracias por ser de las primeras en reseñar mis obras y por confiar en mí para que yo haga lo mismo con las suyas.

En este caso, me he aventurado con una recopilación de relatos. Llevaba mucho tiempo sin hacerlo, tanto que ni me acuerdo de cuándo fue la última vez que lo hice (probablemente desde el instituto). Gracias a Dios, mi experiencia ha sido bastante satisfactoria.

Los textos son de temáticas muy variadas y, al igual que los poemas de Sonrisas bajo la tormenta, son muy fáciles de leer y entender. Cuando comencé el libro, me atraparon los tres primeros por cómo me identifiqué con ellos y porque, así lo entiendo, la autora está describiendo aspectos reales de su vida. En el de Autorretrato, la primera pieza de la colección, Oliver se describe a sí misma frente a un estanque, tanto física como psicológicamente. Habla de sus puntos positivos, pero también de los que menos le agradan (y en algunos coincidimos). Me encanta el uso de la laguna porque yo siempre lo he asociado a alguien que se mira en él y no se siente satisfecho con el reflejo que le devuelve, buscando un atisbo de esperanza en que, aparte de gustar a los demás, pueda primero y principalmente gustarse a sí misma. El segundo, titulado Topografía, describe la calle y el barrio donde vive. A mí me encanta describir paisajes que son especiales y significativos para mí, y más con cierta carga de nostalgia. Sin embargo, no me parece igual hacerlo para un relato, el cual ya tiene esa intención incorporada como propósito, que para una novela, pues en este segundo caso debes hacerlo de forma que el lector no desconecte ni pierda el hilo de la trama principal. El tercero, que recibe el nombre de Tristeza, parecía que estuviera hablando de mí. He experimentado tanto la momentánea como la profunda que te atrapa y te hunde, así como la incertidumbre de si alguna vez volverás a subir arriba. Más aún, yo también he tenido esas ganas de gritarle a los demás lo difícil que es mantenerse positivo y con la cabeza alta cuando estás viviendo un infierno flameante que te consume por fuera y por dentro.

En otros relatos encontramos casos especiales. Uno de ellos, que se titula algo así como Dilema moral, parece una metáfora acerca de saber compaginar amigos y pareja cuando se está en una relación amorosa. Esto me hizo mucha gracia, pues llevo mucho tiempo meditando acerca de esto y de cómo me gustaría que fuera un noviazgo sano, lo cual implica equilibrar todas las áreas de tu vida y no dejar de lado a ningún ser querido con la aparición de una tercera persona. De hecho, la autora menciona una frase que me he encontrado mucho en artículos y posts en foros que hablan de esta cuestión: «Los novios van y vienen, pero los amigos siempre están ahí». La última pieza de Más que probable también me pareció entrañable, pues pertenece a un concurso de Sttorybox en el que participamos tanto Mireia como yo y que consistía en escribir un relato a partir de un inicio específico que te daba la página. Otra vez, he recordado aquellos viejos tiempos y cómo han cambiado las cosas desde entonces.

Más que probable es un buen ejemplo de una antología de relatos bien hecha dentro de la escritura indie y su variedad de temas y su correcta redacción lo hace especialmente atractivo, sobre todo entre el público juvenil. Además, otra ventaja es que muchos textos del libro dan para escribir poemas, pero al ser narrativa los hace comprensibles para los que no sepan captar versos. Lo recomiendo tanto para iniciarse en este género como para descubrir talentos en la escritura independiente.

Link para adquirir: Más que probable: Amazon.es: Oliver Garcia, Mireia: Libros

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here