Gustavo Adolfo Bécquer, el escritor gótico español

La ficción gótica aparece en el Romanticismo español a mediados del siglo XIX y, en un principio, se trataban de traducciones procedentes de la literatura francesa o inglesa. En España el género lo cultivaron algunos autores como José de Urcullu, José Zorrilla o Pascual Pérez Rodríguez.

Pero, sin duda alguna, el máximo exponente del género en España fue Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla, 1836 – Madrid, 1870) por medio de sus leyendas.  Bécquer fue un hombre de múltiples contradicciones y sus escritos reflejan el esfuerzo por encontrar la unión de un universo dividido entre el sueño y la razón.

La obra de Bécquer se distingue por la diversidad de temas y por la profundidad psicológica con que muestra a sus personajes. En algunas de sus obras se advierten componentes  de la literatura gótica uniéndose con características del Romanticismo. Utiliza los elementos sobrenaturales tanto en prosa como en poesía, manipula la sensibilidad del lector, creando un ambiente de terror directo, llamado también negro o emocional, porque surge de elementos, lugares, o personajes mediante la aparición de fantasmas, o brujas, en lugares siniestros y escenarios tenebrosos.

En algunas de las Leyendas de Bécquer se manifiesta este tipo de literatura gótica, como en El Monte de las Ánimas donde aparecen espíritus y personajes que crean horror por sí mismos:

<dicen que después de acaecido este suceso, un cazador extraviado que pasó la noche de difuntos sin poder salir del monte de las ánimas, y que, al otro día, antes de morir, pudo contar lo que viera y refirió cosas horribles. Entre otras, se asegura que vio a los esqueletos de los antiguos templarios y de los nobles…>

La leyenda cuenta lo que le que le sucedió a un joven llamado Alonso al intentar complacer a su prima. La historia transcurre en tres episodios: el monte de las ánimas, el castillo de los condes de Alcudiel, y el abandono de Beatriz por parte de Alonso.

Características de las leyendas de Bécquer:

  • Pesimistas.
  • Recurre a los mitos y leyendas populares, y dentro del mito que construye, introduce otros mitos populares como el de la mujer perseguida por una cacería de perros y jinetes. (Beatriz en El Monte de las Ánimas)
  • La figura de la mujer como mito a alcanzar, pero a la vez fría, déspota, despectiva… Un tratamiento realmente negativo de ella. Coincide con la visión de la mujer que tiene Oscar Wilde en El ruiseñor y la rosa.

<Beatriz hizo un gesto de fría indiferencia todo un carácter de mujer se reveló en aquella desdeñosa contracción de sus delgados labios>.

Para crear sensación de angustia en el lector, Bécquer utiliza algunas frases excesivamente largas, de esas en las que parece que te “asfixias” al leerlas; además, menciona los elementos arquetípicos del terror: espectros descarnados, esqueletos, sangre, tumbas, ánimas, oscuridad, etc.

<Cuando sus servidores llegaron despavoridos a noticiarle la muerte del primogénito de Alcudiel, que a la mañana había aparecido devorado por los lobos entre las malezas del Monte de las Ánimas, la encontraron inmóvil, crispada, asida con ambas manos a una de las columnas de ébano del lecho, desencajados los ojos, entreabierta la boca; blancos los labios, rígidos los miembros, muerta; ¡muerta de horror!>

Las características del romanticismo aparecen en las leyendas de Bécquer con una fuerza sin igual en la narrativa española: la sugestión poética, lo sobrenatural, la búsqueda del pasado a través de la tradición, el apasionamiento, la estrecha relación entre los sentimientos de los personajes y los sueños.  Sin duda, lo que Bécquer buscaba, era provocar el miedo en el lector, pero también hacerlo pensar; empleó la tradición folclórica como haría Bram Stoker para crear a su personaje más importante de la literatura gótica. Se inspiró en leyendas y en historias tradicionales de la Europa del Este, adaptándolas a su estilo para infundir el miedo en el lector.

Así podemos decir, que, aunque de manera tardía, Gustavo Adolfo Bécquer se convirtió en el primer gran escritor gótico español.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here