El Cuervo: Amor Eterno

<La gente creía que cuando alguien muere, un cuervo se llevaba su alma a la tierra de los muertos, pero a veces, algo malo ocurre, acarrea una gran tristeza, y el alma no puede descansar en paz. Y a veces, sólo a veces, el cuervo puede traer de vuelta el alma para enmendar el mal>.

Así comienza la historia de The Crow: El Cuervo, comic escrito y dibujado por James O’Barr. En él, dejó salir todo el dolor, tristeza y culpabilidad, en una obra llena de referencias a la escenografía gótica tan presente a finales del siglo XIX. En su vida siempre hubo algún hecho desafortunado, desde criarse en un orfanato hasta la tragedia que le llevo a escribir al personaje vestido de negro y de cara pintada que le llevó a la fama. En 1978, su prometida fue atropellada por un conductor borracho mientras iba hacia su coche para realizar un encargo que el propio James le pidió. La culpabilidad devoraba a su autor y esto hizo que se pusiera a crear al personaje.

La historia: Eric Draven (apellido que deriva del poema The Raven de Edgard Allan Poe) es un cantante de rock que, en la víspera de su matrimonio, es asesinado sin razón alguna junto a su novia, Shelly Webster, por un grupo de pandilleros drogadictos.  

Justo un año después, vuelve a la vida con el Cuervo como espíritu guía que le otorga inmortalidad y fuerza sobrehumana, dando así comienzo a su sangrienta venganza.  Su aspecto es parecido al de un vampiro con la cara pintada de manera irónica, como un sombrío, y a la vez triste, payaso.

El Cuervo es un personaje muy intenso. Es un hombre muerto, que vio antes de fallecer cómo violaban y asesinaban a sangre fría a su novia, y que tiene plena conciencia de ello. Es un ser vivo en un cuerpo inerte que ha vuelto a la vida para cumplir una misión: hacer justicia.

El amor es el causante de su “resurrección” y de esa sed de venganza.

< ¿Crees que el amor verdadero es eterno? Si nos roban a nuestros seres queridos la forma de hacer que vivan más tiempo es no dejar de amarlos nunca. Los edificios arden, las personas mueren, pero el amor verdadero es para siempre>. Eric Draven.

Esta es una historia sencilla sobre el poder del amor verdadero, sobre las injusticias, y sobre la eterna lucha entre el bien y el mal. Cabe destacar que el bien está representado aquí por una figura que surge de las sombras y que nada tiene que ver con la bondad; un cuervo, portador de las almas que deben pasar al otro mundo, sobrevolando dicha ciudad y acompañando al personaje. El ave negra conecta su alma con el mundo de los vivos y de los muertos. Si el animal fuese herido, Draven sufrirá como si estuviera vivo.

El amor, ése que todos anhelamos y deseamos, nos hace débiles o monstruos asesinos, depende, pero ser movidos por la ira y la venganza es algo oscuro. Tan oscuro como ese cuervo que grazna.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here