Green Friday

Los jóvenes del movimiento Fridays for future, Viernes por el futuro, cuya activista Greta Thunberg se hiciera famosa con tan solamente 15 años de edad al lanzar una huelga escolar por el clima en noviembre de 2018, volvieron a salir a la calle el pasado viernes 24 de septiembre para reclamar justicia por el clima.

Las reivindicaciones de este movimiento desde la Declaración Climática de Lausana del mes de agosto de 2019 son mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5°C respecto a los niveles preindustriales, garantizar la justicia climática y la equidad, y servirse de la mejor ciencia disponible actualmente, unida.

Desde Fridays for future consideran que los esfuerzos que se realizan en las instituciones son insuficientes e incluso consideran que los objetivos que se decidieron en el Acuerdo de París del año 2015 no pasan de promesas vacías.

Comprometidos y activos desde diferentes frentes y empeñados en despertar conciencias, el mensaje de este movimiento ha calado en la población mundial de todas las edades. Sus esfuerzos por la preservación del planeta pasan por la reducción de la emisión de gases en la atmósfera que producen el efecto invernadero, la eliminación de las inversiones en combustibles fósiles, apuntando contra el Standard Chartered Bank por financiar la expansión de este tipo de combustibles, la protección de áreas de población más afectadas, la protección del Amazonas, la retirada de la Política Agraria Común y el refuerzo de la acción en materia de emergencia climática por parte de la Unión Europea.

Los jóvenes culpabilizan a los países más ricos de la situación cambio climático actual acusándolos de haber contraído una deuda climática histórica con el resto del mundo.

Las huelgas que realizan estos estudiantes que deciden no asistir a la escuela para llamar la atención y transmitir sus demandas respecto a la situación actual que compromete el futuro consisten en jornadas culturales de desobediencia civil no violenta.

Desde las instituciones se está ultimando la preparación de la 26ª Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26 que tendrá lugar próximamente entre los días 31 de octubre y 12 de noviembre, en Glasgow. Los diferentes actores concernidos, países, empresas, sociedad civil y personas de primera línea en la lucha contra el cambio climático, deberán trabajar conjuntamente para acelerar la consecución de los objetivos del Acuerdo de París y de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La pluralidad de participantes de la COP 26 debería también servir a concretar las intenciones de los diferentes actores ya que algunos de ellos se han expresado en otras  reuniones como la Cumbre de Líderes sobre el Clima en el día de la Tierra del pasado mes de abril, organizada en Estados Unidos después de que el Presidente Biden cumpliera con su promesa de devolver a su país al Acuerdo de París. El propio Biden se comprometió en esta Cumbre a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, para 2030, entre un 50% y un 52% por debajo de sus emisiones de 2005 y la neutralidad de emisiones en 2050. China, mayor emisor de gases de efecto invernadero, no pudo sino reiterar su compromiso de alcanzar una neutralidad de emisiones en 2060.

En cuanto a la comunidad científica se refiere, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicó en agosto de este año su último informe en el que se constata la aceleración del calentamiento global y los efectos que está provocando en todas las regiones de la Tierra, si bien de manera desigual. En el comunicado de prensa del día 9 de agosto se advierte de que “a  menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, rápida y a gran escala, limitar el calentamiento a cerca de 1,5 ºC o incluso a 2 ºC será un objetivo inalcanzable.”

También se concluye que “Las proyecciones del informe indican que en las próximas décadas los cambios climáticos aumentarán en todas las regiones. Según el informe, con un calentamiento global de 1,5 °C, se producirá un aumento de las olas de calor, se alargarán las estaciones cálidas y se acortarán las estaciones frías; mientras que con un calentamiento global de 2 °C los episodios de calor extremo alcanzarían con mayor frecuencia umbrales de tolerancia críticos para la agricultura y la salud.”

Queda por ver si los jóvenes de Fridays for future participarán en la próxima COP26, ya que la propia Greta Thunberg, quien participó en la COP24 de Katowice y en la COP25 de Madrid con discursos muy críticos, había llamado a boicotear el evento de Glasgow en el mes de abril por la desigualdad de acceso a las vacunas del virus CODIV19.

La joven sueca que se ha convertido en un icono mundial del activismo ecologista entre los jóvenes, declaró durante su discurso de la COP25 que “el verdadero peligro no es la inacción sino que patrones y dirigentes hacen creer que hay acciones en curso cuando en realidad nada está hecho aparte de la contabilidad y operaciones de comunicación”.

Sitografía:

Fridays For Future is an international climate movement active in most countries and our website offers information on who we are and what you can do.

HOME – UN Climate Change Conference (COP26) at the SEC – Glasgow 2021 (ukcop26.org)

Paris Agreement Spanish (unfccc.int)

Convention text with Annexes – Spanish (unfccc.int)

Leaders Summit on Climate – United States Department of State

IPCC — Intergovernmental Panel on Climate Change

Sixth Assessment Report — IPCC

Microsoft Word – 2021-PRESS-IPCC-WG1-AR6-Climate-Change-211071_es.docx

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here