El Castillo de Otranto, primera novela gótica

El periodo literario gótico temprano dio comienzo con la publicación en 1764 de El Castillo de Otranto, una Historia Gótica. Una historia gótica, de Horace Walpole. Denunciada por los críticos y devorada por los lectores, la narrativa gótica emergió con una gran fuerza.

La novela gótica es melodramática, exagera los personajes y las situaciones y está encuadrada en un marco sobrenatural que facilita el terror, el misterio y el horror. Abundan los vastos bosques oscuros de vegetación excesiva, las ruinas, los castillos, los monasterios, los personajes y paisajes melancólicos, los lugares solitarios y espantosos que subrayan así los aspectos más grotescos y macabros, reflejo de un subconsciente convulso y desasosegado

“El desconsolado cortejo se retiró a la parte del castillo que seguía en pie….

Federico ofreció a su hija al nuevo príncipe, pero la pena de Teodoro estaba demasiado reciente para dar cabida a otro amor. Sólo tras frecuentes conversaciones con Isabella a propósito de su querida Matilda, se convenció de que no conocería la felicidad salvo al lado de una mujer a quien pudiera confiar para siempre la melancolía que había tomado posesión de su alma».

El planteamiento de la historia nos sitúa en un siniestro castillo, omnipresente durante toda la obra, y que fue usurpado siglos atrás por la familia del tirano Manfred, un suceso ilegítimo que dio lugar a la leyenda que anunciaba cómo su verdadero dueño se apoderaría de la fortificación el día que su cuerpo no cupiera dentro de la misma. Temeroso del incierto destino de su abolengo, sometido a tan extraña profecía, Manfred se obsesiona con casar a su enfermizo hijo, Conrad, con la hija de un noble de alta jerarquía, Isabella, con el fin de salvar a la familia de la infausta y supuesta maldición. Y, efectivamente, poco antes de su casamiento, mientras se hallaba en el patio del castillo, Conrad murió aplastado de repente bajo un enorme yelmo del tamaño de un hombre. A partir de este suceso, se desencadenarán una serie de misteriosos fenómenos sobrenaturales y pasiones encendidas que tendrán como escenario el asfixiante y siniestro decorado del castillo, uno de los principales “personajes” del relato: puertas chirriantes, pasadizos oscuros y criptas secretas hacen su aparición por primera vez.

El empleo de Walpole de la palabra gótico en el subtítulo de su novela fue una descripción que pretendía impresionar y excitar a su audiencia. En 1764, las connotaciones del término eran todas negativas, dado que gótico había sido utilizado para denigrar objetos, personas y actitudes consideradas bárbaras, grotescas, ordinarias, primitivas, sin forma, de mal gusto, salvajes e ignorantes. En un contexto artístico, gótico significaba todo lo que era ofensivo a la belleza clásica, algo feo por su desproporción y grotesco por su carencia de gracia unitaria. Describiendo su obra como una historia gótica, Walpole no sólo elevó el estatus del adjetivo, sino que proporcionó una etiqueta para el torrente de narrativa de terror que le seguiría.

Y fue así como nació la novela gótica, estableciendo las bases, los elementos comunes de un movimiento estético que nacería con esta obra: un castillo encantado, maldiciones, doncellas en apuros, cuadros vivientes, ruidos tétricos, personalidades ocultas e hijos encontrados…

El propio Walpole escribiría que esperaba que su labor fuera continuada por escritores con mayor imaginación y capacidad que la suya. En una época en la que la fantasía era perseguida, Walpole hizo surgir guerreros heroicos que salvaban damiselas en peligro, gigantes con armaduras medievales, efectos sobrenaturales y surrealistas; estaba sembrando esos elementos para que dieran su fruto posteriormente. Y así fue en obras como Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley, Drácula de Bram Stoker, El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr, Hyde de Robert L. Stevenson y tantas otras maravillosas obras.

Y es que, cuando alguien sufre la inoculación del veneno del terror y del gótico, se verá inmerso en una droga que difícilmente podrá abandonar.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here