La Inocencia: perderse en soledad

Cuando nos encontramos frente a un debut siempre cabe la duda de enfrentarnos a un desastre. Sin embargo, en los últimos años, en Catalunya y en España se ha dado una hornada de cineastas, mayoritariamente mujeres, que han llegado al largometraje con obras de calidad, siempre de buena factura pero sobre todo con pequeñas historias íntimas capaces de llegar al corazón de cualquiera. El exponente más claro y original es probablemente Estiu 1993. Aún así, creo que merece la pena destacar otros ejemplos, como La Innocència, de Lucía Alemany.

En su caso, aunque no hay nada nuevo que contar, la trama se desenvuelve con una frescura envidiable, que a su vez desprende verdad. Es conmovedora porque sabe ser sincera. Trata de una chica de pueblo, pasando su último verano antes de cumplir los dieciocho, entre unos padres a los que no entiende y una relación con un chico mayor que ella. A través de la película vemos como, durante ese verano, su vida va cambiando, especialmente su relación con el resto del pueblo.

Progresivamente todo se transforma. El punto clave es el momento en que, tras tener relaciones con su novio por primera vez, Lis se queda embarazada. Su relación, que hasta ahora había logrado mantener en secreto, se rompe, y su desconfianza en sus padres le impide afrontar con seguridad su situación. La situación con sus amigas y los demás jóvenes del pueblo se va degradando, y Lis cada vez se encuentra más sola y confusa.

Lo que la película nos transmite y recalca no es tan sólo esa soledad y confusión que, poco a poco, se van apoderando de la vida de Lis si no, sobre todo, la importancia del entorno. No es nada nuevo, pero frente a un paisaje cinematográfico que nos suele presentar personajes principales más o menos autónomos y aislados, La Innocència se construye sobre la necesidad vital de toda persona de tener un soporte externo. Con frecuencia, como personas, nos encontramos en situaciones ni por asomo tan dramáticas como aquellas a las que se enfrenta Lis, pero que igualmente nos someten. Para superarlas o sobrevivirlas, se hace necesario poder apoyarse en alguien.

Éste es un tema que recurre como motivo menor en muchas películas, sobre todo en comedias más o menos serias, en que el éxito del o de la protagonista pasa por darse cuenta de que, a pesar de intentarlo todo por sí solo o sola, necesita del apoyo que siempre ha tenido y que ha estado ignorando. Se trata de un enfoque muy americano, donde se da por supuesto el individualismo del protagonista pero mostrando que hace falta un punto de referencia externo, casi siempre los amigos o la pareja, para reconducir moralmente al protagonista.

Aquí, en cambio, Lucía Alemany le da al tema una perspectiva distinta. El individualismo, que de algún modo es lo que persigue Lis con su deseo de abandonar en pueblo y su relación secreta, se muestra enseguida como una entelequia. Tan pronto como Lis se pierde, acude a quienes conoce y en quienes confía para reconfortarse, aún sin atreverse a exponer su situación. Busca el cobijo que sabe que necesita en quienes ella cree que se lo darán. A lo largo de la película, conforme Lis va perdiendo ese entorno amable y se va quedando sola, se hace cada vez más evidente cuán difícil se hace gestionar los momentos graves sin ayuda.

En el cine, y en la narración en general, hay cierta tendencia a privilegiar un tipo de heroísmo romántico, que arrastramos desde hace ya centenares de años, en los cuales el individualismo es el motor de la trama. No significa que sea un modelo universal, ciertamente, pero en cierto modo se sigue dando un extra de consideración a aquellas personas que se imponen a sus problemas o a sus circunstancias, aparentemente en solitario y a través de pura fuerza de voluntad. Sin embargo, lo que La Innocència nos recuerda es que el ser humano es, por encima de todo, un ser social. Por cada héroe solitario al que aplaudir, si es que existe realmente alguno, hay mil historias de una colectividad que se sobrepone a la adversidad a través del cariño y del amor mutuos.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here