Javier Jaén, artista gráfico. De la imagen a la comunicación.

Hace unos días asistí en Madrid a una charla del diseñador e ilustrador Javier Jaén y no quería pasar la oportunidad de intentar transmitir todo lo que he aprendido de él en apenas dos horas.

Un día, hace unos años me dijeron: No quieras conocer a tus ídolos, te puedes llevar una decepción. Y, personalmente, la palabra ídolo me parece que está fuera de mi vocabulario, pero sí que puedo pensar en la palabra admiración. ¿Y no es grato y positivo rodearte de personas a las que admiras? ¿Y así, tener la oportunidad de aprender de ellas? Estas fueron mis dos horas escuchando a Javier Jaén, una mezcla de aprendizaje y admiración por ver y conocer más allá de sus trabajos.

Desde el minuto uno Javier transmite humor, cercanía y conocimientos. Todo comienza desde la presentación de su libro Greetings from Javier Jaén Studio. Una recopilación de su obra hasta el momento unida por un hilo narrativo conductor. Entre estas obras podemos encontrar una diversidad temática como el amor, el medio ambiente, la economía, la política, el teatro, la salud… Una diversidad de tramas que con mayor o menor intensidad nos pueden hacer sentir, lo que él llama, “cosquillas”.

Comenta que no tiene un estilo definido, pero si visitamos sus trabajos en su página web podemos ver una línea que, analizándolas, producen esas «cosquillas», emoción, estimulación, al percibir y reconocer el mensaje que transmite. Eso es el diseño, ¿no? Crear y utilizar imágenes, ilustraciones o diseños para transmitir una sensación, un sentimiento o comunicar un mensaje. Trabaja la relación de imagen-idea. Por ejemplo, si decimos la palabra amor, pensamos la mayoría de veces en un corazón, pero no es en lo único que pensamos. Podemos relacionarlo con mariposas en el estómago, un beso, un abrazo, darse la mano… Hay una gran variedad de imágenes y símbolos que se nos pueden venir a la cabeza. Más o menos originales, lo importante es que llegue el mensaje que quieren trasladar. Al final sea quien sea y seamos de donde seamos, ¿no nos llega el mismo mensaje?

Con esta forma de generalizar nuestra visión de un mismo concepto, los sentimientos que nos genera un símbolo o una imagen, el diseñador se enfoca en la igualdad del ser humano. La diferencia que hemos creado con las fronteras, la propia división que ha implementado entre nosotros.
Una crítica hacia estas fronteras la llevó en el año 2016 a la Falla Mossén Sorell-Corona. Aquí podemos ver una muestra de ello.

Además de ser conocido por realizar grandes trabajos para The New York Times, El País, Love of Lesbian, Die Zeit, National Geographic o Alfaguara, últimamente su nombre ha sido muy sonado por el cartel que ha realizado para la película Madres paralelas de Pedro Almodóvar, estrenada en el mes de octubre de este año. Este cartel fue censurado en Redes Sociales por aparecer la imagen de un pezón femenino con una gota de leche. La polémica causada por la censura de las Redes Sociales hacia el pezón femenino recorrió los periódicos y noticiarios de todo el mundo. Javier comenta la cantidad de entrevistas que tuvo en esos días y muestra un vídeo recopilatorio del gran número de veces que apareció la noticia en estos medios.
Finalmente, Facebook se disculpó e hizo la excepción de mantener el cartel por su representación de la maternidad y con ello de la película.

En conclusión, conocer y analizar su obra me ha llevado a pensar en la gran variedad de mensajes que pueden transmitir cada una de ellas. Como la sencillez de unas tijeras, una roca, los quesitos del Trivial, una figura de ajedrez o un pez, tratados de una forma diferente y creativa, pueden llegar a ser más que una simple o sencilla cosa. ¿Y no es ese el objetivo del arte? Enseñarte, emocionarte, ilusionarte, alegrarte.

Imágenes extraídas de javierjaen.com

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here