Patria, un conflicto hecho serie

Fernando Aramburu escribió en el 2020 un libro que, un año después, pasaría a representarse en la plataforma televisiva online HBO.

En la historia, Aramburu plasma el conflicto armado y de temor que generó ETA (Euskadi Ta Askatasuna) a partir de la mitad del siglo XX en Euskal Herria y el resto de España. En la serie se cuenta el relato de dos familias que sufren duros momentos debido a los atentados de ETA: por un lado, una familia que fue víctima del asesinato de un familiar y, por otro lado, una familia con un miembro que tiene una estrecha relación con la banda terrorista por un fuerte sentimiento de independentismo y “amor por su tierra”.

Esta serie es de gran importancia dado que no se ha llevado a cabo ninguna temática relacionada con ETA. Resulta, por tanto, muy importante que se realicen apuestas sobre esta temática, a saber, cuestiones relacionadas con la política. Esto se debe a que la banda terrorista y las víctimas eran instrumentalizadas por los partidos, además de la importancia de ensalzar la cultura y sociedad vasca. El elenco de la serie es un total acierto y la ambientación, toda ella con un tono grisáceo por culpa del terrorismo y los silencios de una sociedad rota, te transportaba a un sitio y un estado mental y social.

Breve análisis de la serie

En el análisis que llevo a cabo sobre la serie (que realmente creo que es un éxito e imprescindible) considero que se excede en crueldad con los personajes de la familia de Miren. La serie comienza mostrando una relación de amistad muy afín entre Bittori y Miren que, tras la muerte del ‘Txato’ se transforma en un total desprecio por parte de la segunda hacia la primera. En las serie se plasma una sensación de que hay que tener un sentimiento negativo hacia esta familia ya que no vale con el sufrimiento que tienen por ser parientes de una persona que forma parte del grupo terrorista y de que, además, todos los personajes de la serie deben sufrir y ser victimas para poder empatizar con ellos.

Además, a mi modo de ver, creo que el mayor error que ha cometido la serie es llevarla a cabo en castellano. Desde hace años (y más en el momento histórico en el que se fundó ETA) se ha buscado la normalización lingüística del euskera como componente esencial de la convivencia y la cohesión social de Euskal Herria y, por ello, siempre se ha reivindicado la defensa de la lengua propia de la zona.

En la contextualización que se realiza en esta serie siempre se ha defendido la cultura del Euskal Herria y, junto a ello, la de la propia lengua. En Patria se hacen alusiones de promover el habla y escritura en euskera cuando es en la propia serie donde no se realiza. Escenas en las que Miren habla acerca de la importancia de mantener viva la cultura y la lengua vasca, diálogos con Miren y Joxian metiéndose con su yerno porque sólo habla en castellano… todas ellas hacen que la persona telespectadora se desconecte del contexto sociopolítico de la época.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here