Energía Nuclear ¿“Verde”?

Con el título de este artículo no pretendo faltar el respeto a quienes defiendan la permanencia de un mínimo de centrales nucleares. Lo que sí pretendo es problematizar la etiqueta de “verde” que se le pretende adjudicar a la energía nuclear a través de un proyecto de Ley presentado en la Comisión Europea. 

Ahora bien, veamos en qué se basaría la idea; “El proyecto legal señala que “al proporcionar una fuente estable de suministro de energía, la energía nuclear facilita el despliegue de fuentes renovables intermitentes y no daña su desarrollo”. (El País 1 de enero de 2022) Es decir, las centrales nucleares siempre están produciendo energía y generan menos CO2 que los combustibles fósiles, siendo así una “energía limpia”. Si bien es cierto, la energía nuclear, a simple vista sí es más limpia que los combustibles, no se habla de los residuos que dicha energía produce.

En este proyecto se propone cambiar la taxonomía de la energía que se obtiene a través del gas debido a su, también, baja emisión de CO2. Sobra decir que las clasificaciones son peligrosas, por ejemplo; nombrar elementos como “tóxicos” o “no tóxicos” a nivel legal tienen muchas y variadas repercusiones, desde cómo se gestionan los residuos hasta la cómo se producen y se venden a la sociedad. 

En el año 2019 llevé a cabo una investigación sobre el vertido de residuos de quema de carbón, de cenizas, en varios puntos de la Isla de Puerto Rico. Tras indagar de manera profunda sobre el tema me percaté que los residuos de carbón en varios Estados de los Estados Unidos no son considerados tóxicos y por ende se podían vertir en distintas zonas. Incluso se creó un producto con dichas cenizas llamado “Agremax” que supuestamente era beneficioso y se utilizaba para rellenar pavimentos de carreteras, entre otros. Al pasar los años los residentes de los lugares aledaños donde se depositaron toneladas de cenizas se han visto gravemente afectados por la exposición a dichos residuos. 

Volviendo al tema que nos toca, cabría preguntarse con qué intención la Unión Europea pretende cambiar la etiqueta de la energía nuclear. Qué intereses económicos están siendo considerados a la hora de impulsar un proyecto de ley como este. O más bien, qué situaciones políticas están impulsando dicho proyecto. 

Cabe recordar que en estos momentos la Unión Europea está a merced de tensiones con distintos países proveedores o facilitadores de energía, entiéndase Bielorrusia o Argelia. El suministro de energía comienza a ser un problema para distintos países de la Unión Europea. Así como también es importante reconocer la dificultad que conlleva cerrar una planta nuclear así como suplir la energía que éstas suplen. 

En este artículo se pretendía criticar el echo de proponer la etiqueta de “verde” a una energía que se ha probado contaminante a niveles insospechados. No hay más que ver la historia y las consecuencias de el “accidente” en Chernobyl o el desastre que causaron las bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki.

Habría que pensar en las problemáticas que a largo plazo podría traer este cambio legal, desde la construcción de más plantas nucleares hasta la cantidad de desechos tóxicos que vienen de estas; ¿dónde se tiran?, ¿el fondo de la tierra seguirá aguantando tal cantidad de desechos nucleares?, ¿qué podría fomentar esta política en los países “subdesarrollados”?. No se trata de condenar la energía nuclear, se trata de pensar a largo plazo y bajo los supuestos de una sociedad sostenible, se trata de intentar un balance no de crear más peso en un lado de la balanza. 

Bibliografía:

-Alfonso O. 2019, Viven y Juegan en el Arsénico, https://periodismoinvestigativo.com/2019/08/viven-y-juegan-entre-el-arsenico-de-las-cenizas-de-aes/

-La Comisión Europea reconoce la energía nuclear como verde al menos hasta 2045, ver en; https://elpais.com/economia/2022-01-01/la-comision-europea-reconoce-la-energia-nuclear-como-verde-al-menos-hasta-2045.html

-La UE busca fórmulas para calificar de «verdes» centrales de gas natural y de energía nuclear, ver en; https://www.lavanguardia.com/natural/20220101/7963859/ue-gas-natural-energia-nuclear-etiqueta-verde-inversiones-ecologicas.html

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here